maestra

Educación sexual a domicilio. ¿Cómo están tus modales en la cama?

Los programas escolares tienen algo llamado educación sexual, pero ¿qué tanta información útil nos brinda para lo real al momento de relacionarnos el uno con el otro?

Aunque ya hay temas que son tratados ahora y que hace unos años eran completos tabús, pienso que la educación sexual debería ser mucho más que el explicarnos los métodos anticonceptivos, el cómo ponernos un condón o el saber que si el esperma y el óvulo hacen click, habrá un bebé.

Recuerdo que alguna vez estuve con alguien que después de habernos dado una deliciosa ensabanada, me dijo “gracias” y cuando yo me reí de ello y le pregunté a qué se refería, me dijo: “Es que mi madre si me habló de educación sexual”. Aunque esto fue un poco en broma de su parte, se me quedó grabado y a lo largo de diferentes experiencias he podido comprobar de lo mucho que faltan modales en la cama y de los puntos en los que creo que estamos perdidos, estos son algunos de ellos que creo podrían volvernos mucho mejores dentro y fuera de la sesión recamaral.

1.-HOMBRE PREVENIDO VALE POR DOS

Con esto no estoy diciendo que también las mujeres no debamos ser responsables de la protección, que no podamos ser nosotras las que guardemos en el cajón del baño o en la bolsa de mano los condones pero esto de que los chicos no traen protección y que además esperan que en la farmacia los paguemos nosotras, me parece un gran tache, parte de nuestra responsabilidad está en tomar el método anticonceptivo que elijamos o saber en qué momento del mes nos encontramos como control de riesgo. Chicos, tener un condón o dos a la mano a mi gusto, siempre hablará bien de ustedes.

2.- YO, YO, YO Y LUEGO, TAMBIÉN YO.

 

¿Qué pasa? ¿En qué momento nos convertimos en muñecos inflables? Nos olvidamos completamente que el placer en una cogida es mutuo o al menos así debería de serlo, es como invitar a alguien a comer a tu casa servir un sólo plato y sentarte a atragantártelo mientras el otro te mira babeando de hambre. Si tu ya te viniste y necesitas tantito tiempo para recuperarte está bien, pero eso de darte la vuelta y dejar al otro con las pulsaciones al mil ¿De que se trata? Existen muchas formas de complacer aparte de la penetración, pero por ejemplo, hay tantos chicos que disfrutan del oral y sin ninguna pena te aplican el face fuck, pero les da cosita poner su lengua entre nuestras piernas porque huele y sabe. ¡Por supuesto que huele y sabe! Pero ¿Qué se creen? ¿Qué ustedes no huelen y saben? Pues si, y a mi gusto es de la cosas más ricas que hay. También sé que hay mujeres que esperan que el hombre haga toda la chamba y que piensan que ya con el privilegio de sus perfectos cuerpos es suficiente. ¡Nooooo! Hay que pelear la batalla juntos, si no ¡Qué aburrido!

3.- ¡AGUA VA!

Hablando justo del oral, hay a quien le gusta tragar y a quien no, sí, quizá suena fuertecito pero no hay otra manera de ponerlo y no me refiero únicamente a la eyaculación masculina porque si te ha tocado estar con una squirter también sabes a lo que me refiero. Puede hablarse desde antes y saber si uno se puede ir en banda o si lo mejor es salirse al momento o también puedes prevenir un poco antes para que el otro pueda decidir qué hacer. Pero puede ser muy desalentador o hasta invasivo recibir un chorro de agua clorada (porque si, no soy la única que piensa que a eso sabe) sin que te digan, ¡agua va!

4.- TENGO ALGO QUE DECIRTE…

Ok, soy de las personas que realmente valora a la gente sincera, pero hay de momentos a momentos. Definitivamente ponerse sincero(a) cuando tu mano está en las tetas de la morra o cuando estás montando al chico o cuando los dos están en completa comPENETRACIÓN, no es el momento para decirle que sigues enamorado(a) de tu ex, o que tienes sospechas de que puedes tener una ETS o que estás preocupado porque no sabes donde dejaste las llaves, ¡focus! Si cualquiera de las dos primeras fuera el caso, ni siquiera sé por qué llegaste tan lejos y si es la última, pues échale más ganas para que el entusiasmo del momento los inspire a buscarlas. Puede ser algo muy confuso y doloroso que en un momento así, alguien crea que es el mejor instante para hacer confesiones que te muevan el piso. Hay que recordar que estamos con una persona de carne y hueso que en esos momentos por más fuertes o rudos que seamos, estamos bastante vulnerables.

5.- CONTROL FREAK

Aunque aún hay muchas cosas atoradas con respecto a la liberación sexual, etc, que esperamos sigan abriéndose camino; hay una gran diferencia entre saber lo que te gusta y pedirlo o convertirte en una completa y absoluta control freak. Como en todo: La manera de pedir las cosas puede hacer una gran diferencia, dar órdenes y hacer sentir al otro como un completo idiota en las artes del amor (aunque lo fuera) no creo que ayude mucho a la intimidad. Soy de las que les gusta aprender cosas nuevas, si alguien puede enseñarte algo que además te dará placer, qué mejor, pero repito, hay maneras. Aún en los juegos sado, hay códigos, formas de pedir que incluso pueden ser bastante estimulantes, déjate fluir y deja al otro ser. Podrías llevarte una buena sorpresa.

La educación creo yo, va desde el momento que empezamos a ligar con alguien hasta el momento en el que amanecemos en su cama, ya sea alguien con el que hemos estado antes o sólo un placer pasajero, tratarse con respeto en la intimidad no significa que tenga que haber un compromiso más allá, comportarnos como todas unas perras o unos patanes no habla de la relación con el otro, si no de nosotros mismos o ¿no?